perros paseo

Estimulación física canina

Todo lo que discutiremos a lo largo de esta entrada esta basado en las necesidades generales de la especie canina. Habrá que tener en cuenta que cada individuo tiene características diferentes que debemos conocer con el fin de proporcionar la estimulación adecuada.

Si queremos asegurar el bienestar de nuestro perro tendremos que complementar la estimulación física con la social y la mental.

Con el fin de evitar problemas de salud deberemos proporcionar una actividad física adecuada. Para ello, es interesante saber en qué radica su importancia y qué debemos tener en cuenta para elegir el mejor deporte para nuestra mascota.

¿Por qué es importante?
¿Qué pasa con el exceso?
¿Qué pasa con el déficit?
¿Cuánto debe realizar?

¿Por qué es importante la estimulación física?

En primer lugar, durante la realización de actividad física se liberan diferentes sustancias en el cuerpo. Algunas de ellas como la serotonina promueven un estado más «positivo». Los perros se encuentran más relajados y predispuestos a enfrentarse a los problemas de mejor manera.

Este estado favorece la realización de juegos mentales y adiestramiento. Es por esto que siempre se recomienda dar un paseo antes de enfrentar al perro a una situación estresante (veterinario) o que va a requerir un extra de concentración (juegos mentales o adiestramiento). Lo cual no implica un cambio en los posibles miedos que pueda tener pero si va a favorecer el aprendizaje.

En segundo lugar, favorece un buen estado de salud. Igual que en humanos, realizar ejercicio físico (más una correcta alimentación) nos ayuda a mantener un peso corporal idóneo y una musculatura sana. A través de esto, se previenen enfermedades articulares, endocrinas, cardíacas, etc.

¿Qué pasa cuando hay exceso de ejercicio?

A nivel de conducta y, sobre todo cuando NO se acompaña con estimulación mental podemos encontrar un exceso de excitación. No hablamos de una hiperactividad real sino de la incapacidad por parte del animal de frenar.

Físicamente, una actividad deportiva muy intensa o que no vaya acorde con la forma física (salud) del animal puede provocar lesiones. Lo más habitual, son daños musculares, articulares o asociados a ligamentos y tendones. De igual manera, en determinadas razas podemos encontrar colapsos o golpes de calor.

¿Qué pasa cuando hay déficit de ejercicio?

A nivel conductual nos encontramos con signos similares al exceso. Puede aparecer estrés, frustración y/o ansiedad que, a su vez, favorece la aparición de problemas de conducta. Los más habituales y demostrados son aumento de la micción (eliminaciones inadecuadas), conductas compulsivas (lamido excesivo, persecución de la cola, etc.) e, inclusive, un aumento de la irascibilidad que se trasmite en una muestra mayor de conductas agresivas.

A nivel físico, como comentábamos al principio tienden al sobrepeso lo que facilita la aparición de enfermedades de origen endocrino,articular, etc.

¿Cuánto ejercicio físico debe realizar mi perro?

Si queremos evitar los problemas asociados a un déficit o exceso de actividad física en nuestro perro tenemos que prestar atención a:

  • Carácter: Podemos tener perros más activos y enérgicos con mayores requerimientos de estimulación física. Pero también podemos tener un animal que prefiera un ejercicio físico más moderado porque sean más pachones.
  • Los gustos: Aunque es cierto que podremos moldear sus preferencias hay que  tener en cuenta si nuestro perro disfruta de la actividad. No todos los perros se divierten haciendo footing aunque sean activos. Bien sea porque prefieren correr libremente o no les cuesta ese nivel de concentración. Por ejemplo, un animal extremadamente sociable se sentirá tentado a saludar a otros perros durante la sesión de footing que otro más introvertido.
  • Estado de salud: Se deben de tener en cuenta las patologías que pueda padecer nuestro compañero. Desde patologías cardiacas a problemas articulares o musculares, crónicos o puntuales. 
  • Forma física: Incluso en un animal totalmente sano deberemos de tener en cuenta el fondo físico que tenga nuestro perro. El cuál va a depender de su propia constitución (raza o mezcla) y del entrenamiento/ejercicio diario que se le haya acostumbrado a realizar.

En conclusión, todos los perros necesitan realizar actividad física a diario. La intensidad dependerá de su carácter, gustos, salud y forma física.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.