Gata tricolor

¿Qué necesita mi gato?

Los 5 pilares para un ambiente felino saludable

¿Qué necesita mi gato para vivir? o ¿cómo consigo que mi gato sea feliz?. Si te has decidido a adoptar un gatito o quieres mejorar la calidad de vida de tu gato aquí podrás encontrar la base perfecta.

1. Sitio seguro
2. Recursos ambientales clave
3. Juego
4. Contacto humano adecuado
5. Respeto del olfato

Proporcionar sitios seguros.

L@s gat@s aunque, en ocasiones, viven en grupos sociales son animales potencialmente solitarios. Esto radica en que, para su supervivencia tiendan a evitar los conflictos, huir y refugiarse en sitios que les aporten seguridad. Esto sucede tanto en gatos callejeros como en gatos caseros.

Por lo tanto, debemos crear lugares en la casa a los que el gato pueda acudir para sentirse protegido. Permitid que reitere el plural y quede claro que serán necesarios varios sitios seguros, sobre todo, en hogares de mayor tamaño.

Los transportines pueden obrar como perfectos sitios seguros. Tras limpiarlo con algún detergente enzimático y poner una manta sólo quedará rociarlo con Feliway Classic Spray®.

Un sitio seguro deberá de cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener espacio sólo para un gato: la idea es que sea un espacio individual.
  • Estar en una zona tranquila de la casa: Especialmente importante en hogares de familias numerosas. Si existe una sala donde suela haber más ruido (salas de juego infantil) se excluirá como zona tranquila. En zonas de bullicio ocasional (comedor) se deberá, como mínimo, incluir otro sitio seguro.
  • Ser cerrado: Este punto no es imprescindible ya que, en ocasiones, se puede contrarrestar con la altura del sitio.
  • Estar elevado: Prescindible pero muy apreciado por los gatos. Desde sitios altos es más sencillo tener control sobre su territorio.

Los sitios seguros pueden ser, a su vez, zonas de descanso muy estimadas por tu gat@. 

¿Puedo aprovechar el transportín como sitio seguro?

Por supuesto que sí pero es vital que antes de usarlo como sitio seguro y/o zona de descanso pase por el siguiente proceso:

  1. Limpiar con detergentes enzimáticos (pe: detergentes para la ropa).
  2. Poner una manta: Alguna que tu gato use u otra nueva.
  3. Rociar con Feliway Classic Spray®.
  4. Colocarlo en un sitio tranquilo.

Esto se deberá de repetir siempre que el transportín sea usado para otro fin (viajes, visitas al veterinario,…).

Recursos ambientales claves para tu gato

Los recursos ambientales de un gato son:

Estos recursos deben ser fácilmente accesibles para el gato y, según la ISFM (International Society of Feline Medicine deberán de existir dos de cada. Estos puntos deben estar en lugares diferentes de la casa para proporcionar mayor diversidad en la obtención de recursos. Este aspecto es de mayor importancia en hogares multi-gato donde la privacidad se ve mermada al tener que compartir el espacio. En estos casos, ampliar el territorio y la oportunidad de acceso a los recursos es imprescindible para evitar conflictos y problemas de conducta.

Juego y conducta predatoria 

El juego no deja de ser un ensayo del acto de caza en sí y, por la tanto, está ligado a la conducta predatoria del animal.

NUNCA se debe de jugar con las manos u otras partes del cuerpo.

Por eso tenemos que promover el juego individual y el vinculado a nosotros. Para el juego individual podemos agasajar al gato con mil ítems diferentes (ratoncitos, peluches, pelotas, juguetes interactivos con comida,…). Respecto al juego vinculado a nosotros hay que tener claras las siguientes premisas:

  • Nunca se debe de jugar con las manos: de pequeños puede ser divertido pero las mordeduras y arañazos de gatos pueden provocar muchas infecciones y, en ciertos casos, agresividades por juego muy problemáticas.
  • Tenemos que dedicar un tiempo «fijo» al día.
  • El juego debe finalizar con la «caza» del juguete: Si se trata de un juguete tipo caña de pescar el gato deberá de conseguir alcanzarlo como fin del juego. Si optamos por el láser será combinado con otro juguete (pelota o ratoncito) que lanzaremos para que el gato lo atrape al terminar.

Contacto humano adecuado

Nuestra relación con el animal tiene que ser consistente, predecible y positiva. 

Una relación es consistente cuando las normas establecidas son claras y no varían con el tiempo ni con la persona o personas que estén presentes. Es decir, si el animal no duerme en la habitación por las noches no se le podrá dejar nunca. Esto junto a unas rutinas marcadas en alimentación, juego, descanso e interacción promueven una relación predecible que da estabilidad a la vida del gato. 

La predictibilidad en el contacto pasa por conocer si tu gato quiere interaccionar o no. Para esto, tenemos que conocer las señales que indican que el gato quiere ser acariciado (que te dé con la cabeza en la mano) y aquellas que indican incomodidad (retirarse).

El castigo puede provocar la aparición de ciertos tipos de agresividad en el gato.

Una relación positiva es aquella en la que no existe el castigo y se trata de guiar al animal hacía las conductas adecuadas reforzando las que nos gustan e ignorando y/o redirigiendo aquellas que queremos extinguir.

Un entorno respetuoso con el olfato felino

Para l@s gat@s el sentido del olfato es el más importante en lo que se refiere a relacionarse con el medio que les rodea. L@s gat@s poseen un órgano vomeronasal desarrollado para captar feromonas que tras su paso por el cerebro le dan información.

El uso de feromonas sintéticas como los productos de Feliway® es conveniente para evitar y/o mejorar conflictos y disminuir la ansiedad

Ellos mismos eliminan feromonas desde diferentes partes del cuerpo y, cada una de ellas tiene un mensaje claro y definido que recibe cualquier gato a través del órgano vomeronasal. Por eso, es fundamental que:

  • Permitamos que las depositen: Dejar que rocen su cara y proporcionar rascadores apropiados.
  • No introducir olores desagradables, fuertes o diferentes: Productos perfumados u objetos nuevos. Si queremos introducir algo nuevo podemos rociarlo con Feliway Classic Spray ®. También frotarlos con prendas que tengan el olor del gato (aquellas en las que haya rozado su cara, por ejemplo).
  • Limpiar las «feromonas negativas»: Aquellas que desprende el gato cuando se encuentra en una situación estresante o de miedo (viajes, visitas al veterinario,…). Para eliminar este tipo de sustancias se deberán usar detergentes enzimáticos.

Si quieres ampliar información sobre los cinco pilares puedes consultar aquí.

¿Has visto ya la infografía que tenemos sobre este tema?. Aquí puedes verla y compartirla. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.