gata rascador

¿Cuál es el mejor rascador para mi gato y dónde lo pongo?

¿Por qué los gatos necesitan rascar? o ¿qué rascador necesita mi gato?. ¡Si!, tu gato necesita un rascador pero es posible dar con un rascador económico y perfecto si sabes en que fijarte. 

¿Por qué necesitan rascar los gatos?

El rascado mantiene las uñas en perfectas condiciones y es una forma de marcado visual y olfativo. Con las glándulas que tiene entre los dedos, el gato deposita unas marcas olfativas, a la vez que con las uñas deja unas líneas verticales como señal visual.

Además participa en una buena salud de la columna vertebral. Eso es así porque el gato usa los rascadores para estirarse, mayoritariamente, después de dormir. 

En definitiva, el rascado tiene función social y de mantenimiento del estado físico general. Esto la convierte en una conducta necesaria para mantener el bienestar animal siendo importante que nuestr@ gat@ disponga de rascadores. De no hacerlo, el gato acabará rascando en cualquier lugar de la casa y una vez que el gato empiece a rascar tiende a reincidir.

¿Qué debemos de tener en cuenta para elegir un buen rascador?

¿Horizontal o vertical?
¿Qué altura?
¿Qué material?
¿Dónde lo pongo?
¿Cómo consigo que lo use?

¿Rascador horizontal o vertical?

La mayoría de gatos prefieren los verticales probablemente porque se parecen más a los troncos de los árboles, que los gatos que viven en libertad suelen rascar. Sin embargo, las preferencias individuales pueden variar.

Cuando estamos ante la adopción inminente de un gato proponemos ofrecer al gato ambos tipos y valorar sus gustos. Esta práctica es interesante también para la elección de un arenero.

El rascador siempre debe de ser estable.

¿Qué altura deberá tener el rascador?

Tenemos que recordar que una de las funciones que presenta un rascador es la de estirarse. Por lo cual, deberá ser suficientemente alto para que el gato pueda estirar totalmente las patas delanteras. Si en lugar de un rascador, se trata de un panel de rascado fijado a la pared, hay que fijarlo a la altura adecuada.

Sobra decir que mejor pecar de alto que debajo ¿verdad?.

¿De que material debe de ser el rascador?

Son infinitos los materiales que existen actualmente a la venta y ninguno es mejor que otro por lo que tendremos que atender a las preferencias individuales de nuestr@ gat@.

Un dato curioso que puede ayudarnos de primeras es que, a menudo, tienen predilección para rascar superficies que tengan fibras orientadas en dirección vertical.

¿Dónde debo colocar los rascadores?

Los lugares idóneos donde colocar un rascador son cerca de donde el gato duerme (Herron M. et al, 2010) ya que suelen estirarse justo después de dormir. Cerca de las esquinas de muebles prominentes (sofás) y/o de los lugares inadecuados donde el gato suela afilarse las uñas (Herron M. et al, 2010).

Esto es fácil de conseguir ya que existen grandes rascadores que presentan zonas de descanso abiertas y cerradas.Por lo tanto, podemos escoger estos modelos para hacer convivir zonas de descanso y zonas de rascado a la vez que utilizamos los más básicos para las esquinas.

El gato debe de disponer de más de un rascador. 

¿Cómo consigo que mi gato use el rascador?

Por suerte, una vez el gato se haya afilado las uñas en el rascador algunas ocasiones empezará a utilizar el rascador de forma habitual (igual que nos pasaba cuando arañaba el sofá).

Si no está muy animado a estrenarlo puedes probar a:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.