Perra pequeña kong usando

Estimulación mental canina

Todo lo que discutiremos a lo largo de esta entrada esta basado en las necesidades generales de la especie canina. Habrá que tener en cuenta que cada individuo tiene características diferentes que debemos conocer con el fin de proporcionar la estimulación adecuada.

Si queremos asegurar el bienestar de nuestro perro tendremos que complementar la estimulación mental con la social y la física

La estimulación mental es la piedra angular de la salud mental de nuestro perro. Por ello, practicarla a diario es de importancia para su bienestar.

Tenemos la suerte de que podemos aplicarla en multiples situaciones de maneras muy diversas.

En instagram podréis disfrutar de una fuente de ideas en los destacados del perfil. ¡Animaros a pasar por allí!

Bases de la estimulación mental
Estimulación mental fuera de casa
Estimulación mental dentro de casa

Las bases de una buena estimulación mental canina

  1. Tiene que implementarse de manera gradual: Primero empezaremos con ejercicios muy sencillos (tirar premios al suelo de la cocina) y lo iremos complicando en función de la capacidad que demuestre el perro para resolver los problemas.
  2. Tiene que existir supervisión: Algunos de los juegos o juguetes deberán de ser supervisados siempre. Otros, podrán dejarse cuando el animal vaya a quedarse solos una vez que tengamos claro que el animal lo resuelve sin frustrarse.

Ambas cosas se hacen para evitar accidentes (ingestión de piezas) y, ante todo, la frustración. Si el perro se enfrente a un problema que no puede resolver porque es demasiado difícil y, aún encima, no le ayudamos a solucionarlo se frustrará. Esto puede llevar a generar ansiedad o estrés, emociones negativas que harán que el perro acabe repudiando este tipo de juego.

No podemos enseñarles a resolver ecuaciones sin que antes sepan los números.

Estimulación mental fuera de casa

Como veremos más adelante, las dos actividades que proponemos para la estimulación fuera de casa se podrán también dentro.

Búsquedas

La estimulación mental fuera de casa viene dada por el olisqueo que nuestros compis de cuatro patas realizan durante el paseo. ¡SI! Eso es estimulación mental y NUNCA debemos de impedirla. Al contrario, deberemos de respetarla y dejar que huelan absolutamente todo lo que quieran. Al final, en un animal tan olfativo es la manera que tiene de interaccionar con el medio que lo rodea, de comunicarse con el ambiente.

Durante el paseo el perro debe poder olisquear.

A parte de dejarles olisquear podemos fomentar el uso del olfato en los paseos con ejercicios de búsqueda. Como motivación podemos usar la comida y los juguetes según el gusto del perro.

En cualquiera de los casos, la base del juego será esconder (o repartir) el reforzador para que el perro, usando el olfato, lo encuentre.

Con comida, el más básico es el sembrado. Se basa en tirar premios por el suelo para activar el olfato. Las primeras veces es recomendable:

  • Elegir un sitio con pocas distracciones sonoras, olfativas y visuales: Más en aquellos perros que no usan el olfato de manera natural, así será más sencillo “encederlos”.
  • Que nos vea lanzar los premios.

Según el animal vaya cogiendo soltura podremos incrementar la complejidad gradualmente. Elegir sitios con más estimulación y superficies más complejas como una zona de césped o de hojas.

Si vamos a querer esconder los premios sin que el animal nos vea deberemos de crear una señal de comienzo de búsqueda. Para esto, justo después de tirarlos (mientras que nos vea) diremos una palabra «Busca», por ejemplo. También, es recomendable poner una señal de finalización de la actividad

Adiestramiento

El aprendizaje de ciertos comandos o señales vayan o no asociado a estimulación física (Agility) son una potente herramienta de enriquecimiento mental.

EL problema que puede surgir es que este adiestramiento no se realice de la manera adecuada y acabe siendo una experiencia negativa para el animal. Ya sea por exceso de exigencia, castigo físico o verbal, etc.

Por lo tanto, siempre recomiendo que aquellos interesados en incluir este tipo de ejercicio se formen previamente y nunca dejen de autoevaluarse.

Estimulación mental dentro de casa

Búsquedas

La búsqueda de un juguete o los premios de casa se pueden iniciar de la misma manera siguiendo las pautas descritas anteriormente.

Podemos empezar tirando los premios al suelo y, aconsejaría, hacerlo con la luz apagada para promover el uso del olfato frente al de la vista. De mayor importancia en perros que utilizan poco su nariz. La luz es otra variante que podemos controlar en las búsquedas dentro de casa.

En casa podremos esconder los premios “a la vista” pero también ayudándonos de el mobiliario. Debajo de una cama, los cojines, detrás de unos libros, encima de una estantería, etc.

La imaginación al poder

Alfombras olfativas

Las alfombras olfativas son un excelente ítem para promover la búsqueda de comida en casa. A caballo entre las búsquedas estándar y los juguetes interactivos, proporcionan una oportunidad de alimentar a nuestro perro de una manera más rica mentalmente hablando.

Pueden comprarse pero hacerlos en casa no es excesivamente complicado.

Juguetes interactivos

Todos aquellos que requieren una interacción compleja a través de la cual el animal deberá de resolver una tarea, más o menos sencilla, para acceder a la comida.

Juguetes rellenables

Aquellos que nos permiten meter la comida dentro y del cuál el perro tendrá que sacarla.

Pueden ser comerciales como las pelotas rellenables y sus derivados. Los más conocidos, actualmente, son los Kong® originales.

Los Kong se deben de rellenar con pienso y comida húmeda. Primero siempre poca cantidad de comida húmeda que será lo que dará complejidad a este ítem. De esta misma marca y de muchas otras se pueden encontrar diferentes juguetes en los que podemos introducir la comida. Los perros deberán moverlos para que salga el alimento.

También podemos realizar estos juegos de manera casera. Por ejemplo:

  • Botellas de plástico con agujeros.
  • Cajas de cartón de cualquier tamaño.
  • Rollitos de cartón del papel higiénico o de cocina.
  • Los botes de los premios de los huevos sorpresas (Kinder®).

La parte positiva de los ítems rellenables es que pueden ser un juego social (junto a nosotros) mientras les enseñamos, les hacemos compañía o les animamos. Pero también juego individual que fomente la independencia, algo importantísimo para disminuir el riesgo de padecer hiperpaego y/o trastornos relacionados con la separación.

Eso sí, antes de dejárselos cuando estén solos deberemos de asegurarnos al 100% de su seguridad. Para lo cual lo probaremos bajo supervisión vigilando, inclusive, tiempo posterior a que el alimento se haya terminado.

Puzzles

También se realizan con comida y no dejamos de estar metiendo comida dentro de algo. La diferencia fundamental va a ser la complejidad y la necesidad de supervisión en todas las ocasiones. Es decir, no son juguetes que se aconseje dejar a disposición del perro estando solo.

Son grandes potenciadores del vínculo humano-perro y les ayudan a desarrollarse a nivel cognitivo. Estimula el aprendizaje basado en la memoria y la creación de nuevas estrategias, es decir, estimula la inteligencia de nuestro perro.

Como en el punto anterior tenemos opción comercial y opción casera. Los que podemos adquirir en tiendas o por internet son de plástico o madera y tenemos productos más sencillos y otros más complejos. Habitualmente, las marcas nos indicaran la dificultad de los mismos en la caja.

Si nos decidimos por hacerlos caseros, la imaginación será nuestra mejor amiga. Podremos fabricarlos con cartón o con madera, en función de lo manitas que seamos.

Aquí os dejo el enlace de un tutorial para realizar un puzzle casero en el que reina la reutilización de los compañeros de TeckelHours.

Al igual que para todos los ejercicios comentados anteriormente deberán de ser bajo supervisión (SIEMPRE) y aumentar su complejidad de manera gradual.

Además, nunca deberemos reñir al perro por no conseguir resolverlo. Al contrario, deberemos de alabar cada avance y, sobre todo, ayudarles en caso de que empecemos a ver signos de frustración.

¡¡¡IMPORTANTE!!! No todos los perros disfrutan lo mismo con esta actividad. Tenemos perros que quieren más y más retos diferentes para probar técnicas nuevas pero a otros les cuesta más hacerse a esta estimulación si existe una continua renovación. Así que, toca adaptarse a su gusto y conseguir la diversión de todos.

En conclusión, la estimulación mental es vital para un correcto desarrollo y una garantía de bienestar. Llevarla a cabo es fácil y no necesariamente caro, simplemente requiere tiempo y ganas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.